Nuevas tendencias en los espacios de cowork para 2020

Este formato de trabajo colaborativo no para de crecer en Chile. Esto dado que Chile ya cuenta con cerca de 160 de estos lugares, y la oferta sigue aumentando. Actualmente la industria se ha ido especializando cada día, abriendo nuevas ofertas para un mercado cada vez más exigente y que busca flexibilidad, autonomía y bienestar laboral. ¿Cuáles son las nuevas tendencias en los espacios de CoWork en Chile?

Inicialmente, estos espacios flexibles estaban más dirigidos a profesionales autónomos, emprendedores, quienes no necesitaban más que un portátil, buena conexión a internet y muchas buenas ideas para comenzar su negocio. Hoy, este mercado se ha ampliado fuertemente a otro tipo de perfiles. Y así lo ha demostrado el precipitado crecimiento de esta industria. De acuerdo con un estudio de la Universidad Adolfo Ibáñez, el 68,6% de los usuarios son trabajadores autónomos y equipos de 2 a 3 emprendedores. Siguiendo la tendencia de países como Estados Unidos, se proyecta que se sumen clientes empresas y grandes corporaciones. Un servicio que ya se está comenzando a ofrecer en el país. 

Nuevas tendencias en los espacios de CoWork

  • Crecimiento regional: Si bien Santiago es un lugar estratégico y cada vez son más las compañías que lanzan sus espacios en esta ciudad. El surgimiento de nuevos emprendimientos ha generado la necesidad de crecer fuertemente en las regiones del país. Ya no sólo es cosa de Santiago, ciudades como Talca, Puerto Montt, Valparaíso, Antofagasta está incursionando en este mercado, a través de financiamiento estatal o privado han surgido cada vez más edificios que buscan impulsar el emprendimiento e innovación regional. 
  • Espacios compartidos de nicho: Una tendencia que ha estado cada vez más presente en el mundo, lo cual ha implicado que los espacios compartidos se vayan especializando. Por ejemplo, coworking dedicados a la innovación, al desarrollo artístico, impulso al medio ambiente, entre otros. De esta manera, buscan encaminarse hacia un público objetivo de una forma más estratégica y lograr espacios que interconecten a profesionales de una misma industria para ayudarlos a crecer. 
  • Grandes corporaciones apuestan por estos espacios: Ya lo anticipábamos. No sólo se trata de emprendedores y Pymes, hoy este mercado se ha ido especializando y ofreciendo propuestas innovadoras y creativas para diversos públicos. Así es como las grandes corporaciones están apostando por abrir nuevas unidades de trabajo en estos espacios, aprovechando los beneficios que ofrecen en bienestar laboral, productividad, asociatividad e intercambio profesional. 
  • ¡Me llevo a mi mascota!: La tendencia surgió en Estados Unidos, y hoy ya está presente en el país. Muchas personas no desean dejar sola a su mascota durante las horas de trabajo. Es así como el nacimiento de los espacios “pet friendly” prometen revolucionar la industria, dado que no sólo ofrecen la posibilidad de llevarla a un lugar físico, sino que cuentan con todo lo que tu mascota necesita para estar cómodo, y podrá también hacer muchos nuevos amigos. 
  • Co-Baby: La oferta se ha diversificado. Y es así que para los padres y madres que deseen compartir más con sus hijos durante el trabajo ya tienen la opción de hacerlo con espacios de trabajo flexibles aptos para el cuidado de los niños, cuentan con beneficios de flexibilidad horaria, salas de juegos, meditación, entre otros. 
  • Incubadora o Start up y de eventos: Más que una unidad de trabajo, este formato se considera como un vivero empresarial, el cual no sólo ofrece un lugar físico, sino que también busca ayudar a acelerar un negocio con estrategias de inversión, interconexión con múltiples profesionales, compartir experiencias y presentación de proyectos. 
  • Coliving:  Esta industria está sujeta a fuertes cambios para seguir creciendo. Una tendencia disruptiva ha sido la del coliving. Nació en Silicon Valley como una necesidad a la escasez de viviendas que chocaba con la llegada de nuevos jóvenes para trabajar. En este sentido, el coliving es una extensión o evolución del coworking en el mercado de la vivienda, que dota de espacios en los residentes, generalmente profesionales afines, que además de compartir un lugar de trabajo, comparten una casa donde pueden seguir intercambiando experiencias, laborales y vitales.

Juan Jorge Herrera, CEO Rocketbot: “Aspiramos a ser la primera empresa unicornio en Chile”

Considerada como la compañía que está revolucionando la industria del RPA (Robotic Process Automation). Con tan sólo dos años de existencia, Rocketbot ya busca ser el próximo Cornershop chileno y seguir creciendo a otras latitudes. Pero ¿A qué se debe su explosivo éxito? Rocketbot surge de la mirada visionaria del chileno Rafael Fuentes y el argentino David Cuello, ambos estuvieron siempre vinculados al mundo de la programación y automatización. Y tras mucho intentar, errar y perseverar. Se dieron cuenta que crearon una plataforma que permitía gestionar bots de manera rápida y sencilla, y con esto, solucionar problemas que tienen las empresas. 

Así se convirtieron en la primera startup latinoamericana en esta materia, capaz de competir de igual a igual con compañías de talla mundial. 

“Estamos haciendo mucho ruido en la industria. Nosotros ofrecemos un servicio B2B, es decir, de empresa a empresa a través de un partner. Si bien, no somos tan conocidos como Cornershop, Rocketbot tiene mucho potencial para transformarse en un player mundial, o por lo menos, de Latinoamérica en la industria de los bots”, nos explica el gerente general de Rocketbot, Juan Jorge Herrera.

La clave está en los robots. Para Herrera, los bots cumplen un rol fundamental en los procesos de automatización y transformación digital de las compañías. Dado que éstos pueden ingresar y recopilar datos desde una página web, revisar, archivar, obtener certificados, e inclusive, integrar sistemas en una empresa. Es decir, hacer todo tipo de tarea manual que quita tiempo valioso. En ese ámbito, Rocketbot hace el trabajo y permite optimizar los tiempos. 

“De todo lo que nosotros podemos hacer como usuarios de un computador, existen ciertas cosas que se pueden automatizar. Por ende, esto no sólo cabe para las grandes empresas, sino que también para las pequeñas. Incluso nosotros como personas podemos automatizar ciertos procesos. Por ejemplo, una conciliación bancaria, sacar cartolas – instancia en que alguien debe ingresar a un sitio web y hacer el proceso -, enviar un correo, crear formulas en Excel, etc. Todo eso, hoy lo puede hacer un bot”, agrega. 

Hoy, la startup chilena está presente en gran parte de Latinoamérica en países como Bolivia, Ecuador, Colombia, Paraguay, México y Argentina. Todo esto, desde su centro de operaciones de Launch Coworking, espacio que les ha permitido dedicarse realmente a su área de negocios y seguir creciendo exponencialmente. 

Entre sus próximos desafíos está seguir creciendo en volumen de clientes – alcanzar los 200 en cada país – y replicar casos de éxito en nuevos países. “Queremos tener más clientes que vayan creciendo con nosotros. Muchos de ellos, parten su proceso con un robot, de ahí adoptan licencias ilimitadas en bots. A ellos los consideramos como clientes que ya están comenzando a trabajar full en esto con 5,10 ó 20 bots. Pese a esto, las empresas se demoran gestionar esto, deben definir bien que van a automatizar y que no. Para nosotros nuestra meta es contar con más clientes que busquen integrar muchos procesos”, enfatiza Herrera.

Sumado a esto, también aspirar a ser considerados como líderes mundiales en esta tecnología. “Obviamente, nuestro ideal es ser la primera empresa unicornio chileno, entendemos que no es fácil, pero si vamos cumpliendo metas creemos que nos podemos acercar poco a poco”, enfatiza su CEO.  

Para lograrlo, tanto socios fundadores como trabajadores han tenido que asumir múltiples compromisos y desafíos. Uno de ellos, explica el máximo ejecutivo de Rocketbot, es tener una agenda clara en cada país para, así, ofrecer una mejor oferta comercial. Es así que los fundadores Rafael Fuentes se fue a vivir a Colombia; y David Cuello a México. Sumando a que todos los integrantes de la compañía están viajando constantemente para tratar de estar cerca de sus clientes y partner, a fin de empujar y consolidar su negocio y propuesta de valor.

Los desafíos que enfrenta este 2020 la Ley de Pago a 30 días

Un complejo panorama viven las Pymes de Chile. El estallido social no sólo trajo consigo saqueos, destrozos y problemas de funcionamiento, sino que también un retraso en el pago de proveedores Pyme. Así lo corroboró el último reporte trimestral del Ranking de Pagadores – elaborado por la Bolsa de Productos y la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) – el cual indicó que en el cuatro trimestre del 2019 el plazo de pago se extendió hasta los 67 días promedio, superando el tiempo límite de 60 días que establece la Ley de Pago Oportuno.

Para la directora ejecutiva de la Asech, Soledad Ovando, estas cifras son preocupantes, dado que este aumento en los plazos ya se venía percibiendo en las mediciones anteriores. “Entendemos que, en una primera instancia, el estudio reflejó un incremento, ya que la ley permitía pagar a 60 días. Lo crítico es que hoy son miles las pymes afectadas y que no están en condiciones de ver disminuida, aún más, su caja, pues tienen sueldos que pagar y compromisos con otros proveedores”. 

Una preocupante realidad que genera incertidumbre en gremios, expertos y autoridades sobre el real impacto de esta medida para las Pymes del país. Esto dado que el proyecto contempla un proceso de marcha blanca que consta de un plazo de 60 días para efectuar los pagos, el cual aún continúa vigente, para luego reducir este margen en 30 días a contar del 2021. Pero el estallido social obligó al Gobierno a adelantar esta fecha para los primeros días de abril de 2020.  Pese a esta modificación legal aún está el desafío que las grandes compañías cumplan con la normativa, la cual va en directo beneficio a las pequeñas y medianas compañías. 

Inicialmente, la Ley de Pago Oportuno contempla sanciones económicas, tales como el pago de intereses y multas, para las empresas que superen el límite máximo (30 días). Además, la empresa que esté en incumplimiento deberá pagar una comisión fija de un 1% del saldo insoluto adeudado.  

Sumando a esto, el Gobierno en conjunto con la ASECH implementaron una plataforma de denuncia anónima y registro de deudores, sistema que tendrá como objetivo perseguir a las empresas que no paguen a sus proveedores, a través del correo de denuncia Pagoa30@asech.cl, junto con mejorar la cadena de pago y  lograr un cambio cultural para que se pague a tiempo.

Si tienes más dudas sobre la aplicación de esta normativa, te invitamos a revisar el sitio web https://www.gob.cl/leypago30dias/ 

La generación Z: la nueva fuerza laboral que busca cambiar la forma de trabajar

Muchos de ellos aún no inician su vida laboral, pero ya se espera que estos jóvenes pertenecientes a la generación Z o postmilenio cambien el ecosistema del trabajo en Chile. Efectivamente, un estudio realizado por la consultora Adecco a jóvenes nacidos a partir de 1995, reveló que 6 de cada 10 prefieren horarios flexibles como beneficio y desean trabajar en una empresa que priorice el cuidado del medioambiente, la igualdad de género, las causas sociales y la protección animal. 

A diferencia de sus antecesores, este grupo de personas – que hoy tienen entre 5 y 25 años – se han caracterizado por un cambio de paradigma a la hora de entender el mundo, interconectarse con otros e introducirse en el mercado laboral. Esto dado que éstos han adoptado la tecnología desde sus primeros años de vida, creando una relación de dependencia con el mundo digital. 

Esta nueva manera de concebir su entorno y relacionarse con él, ha representado múltiples desafíos de parte de las compañías por entenderlos. Esto dado que estimaciones indican que en el futuro representarían el 75% de la fuerza laboral y manejarán millones de dólares a nivel global en los próximos años. 

Flexibilidad, trabajo remoto, proyectos ambiciosos, beneficios laborales son algunas de las aspiraciones de este grupo de jóvenes, una generación que busca disfrutar de estilo de vida vinculado a los viajes y aventuras. Por ende, la flexibilidad horaria es vital para ellos. Así, lo corroboró el estudio de Adecco que indica que 8 de cada 10 encuestados (84,19%) le daría prioridad a una empresa que les permita viajar o que tenga oficinas en otro país para poder vivir la experiencia de trasladarse por trabajo.

En este sentido, más de la mitad de los jóvenes encuestados (54%) indico que preferiría trabajar en un espacio abierto o colaborativo. Puesto que estos espacios les permiten levantar nuevas oportunidades laborales, interconectarse con otros profesionales y disfrutar de los beneficios de la flexibilidad horaria. 

Sumado a esto, este grupo al poseer facilidades con la tecnología podrán desempeñarse en profesiones digitales con soltura y agilidad, lo que es ampliamente valorado por las empresas. Por ello, se espera que su manera de conectarse en el mundo laboral sea más virtual, remoto y fuertemente vinculado a la tecnología. 

Grandes empresas se suman a la moda de los espacios flexibles

Son cada vez más las empresas y emprendedores que han apostado por trabajar colaborativamente a través de espacios flexibles y plantas libres. Así lo corrobora el rápido crecimiento de este sector en Chile y el mundo. Se estima que existen 16.000 de estos lugares a nivel mundial, y 160 están en nuestro país. De esto, se proyecta que para el 2030 sean 200 mil, cifra que se traduce en que de cada 100 metros cuadrados, 30 estarán siendo operados por este tipo de espacios y que uno de cada 3 edificios podría estar operando bajo este modelo. Pero ¿Cuál es la razón de este boom por los coworks?  

Para el fundador de LAUNCH COWORKING – uno de los primeros espacios de ese tipo en el país – Gonzalo Camiruaga, la razón se debe a los múltiples cambios sociales y la necesidad de contar con nuevos formatos de trabajo. “Hoy estamos conectados 24/7 al celular y la vida laboral y la personal están mezcladas. Ya es una sola. A diferencia de los 80, que marcabas tarjeta e ibas a trabajar a las 8 a.m. y salías a las 6 p.m. y te desentendías. El pensamiento de las nuevas generaciones entonces es: si voy a estar full conectado tengo que pasarlo bien o estar muy a gusto en mi trabajo. No transan su calidad de vida”. 

“Nosotros potenciamos harto actividades internas, que van desde desayunos, cumpleaños, happy hour, capacitaciones, charlas de marketing digital, etc., y todos estos contenidos son impartidos por miembros de la misma comunidad. A muchas empresas les sale más simple llevar su equipo de 30, 40 o 100 personas a otro lugar y no hacerlo ellos desde cero, con una cultura organizacional a cuestas “, agrega. 

Si bien en sus inicios, los espacios flexibles nacieron para ayudar a emprendedores y pequeñas empresas a contar con lugares fijos para impulsar su negocio. Hoy, grandes corporaciones han cambiado sus tradicionales oficinas y edificios por lugares más fáciles de armar, creativos, eficientes, donde la asociatividad y los equipos multidisciplinarios están a un solo paso.  En este sentido, compañías consolidadas como ADX, Goplaceit, Minitag u otras globales como Microsoft, HSBC, Silicon Valley Bank y Dropbox han empezado a utilizar los servicios de estos espacios compartidos, dando vida a una nueva forma de trabajo más integrada, conectada y que estimula la creatividad, obteniendo así grandes resultados para sus empresas. 

La forma de trabajar ha cambiado, y así lo han demostrado estos espacios colaborativos, los cuales traen múltiples beneficios para las empresas y sus colaboradores. Entre los que se destacan la flexibilidad, puesto que son altamente adaptables a las necesidades de cada compañía y su equipo; buena ubicación (acceso a transporte público); y espacios dinámicos de inspiración, los cuales permiten fomentar el bienestar de los trabajadores. 

Sumado a esto, las empresas están prefiriendo estos lugares como extensión de sus unidades de trabajo, nuevas sucursales, o simplemente, mudándose a espacios más abiertos y creativos para sus colaboradores, sin la necesidad de invertir en un activo inmobiliario. Por otro lado, la reducción de costos operacionales como el uso de internet, reserva de servicios como salas de reuniones, insumos de cafetería, conexión telefónica estable y permanente son parte de los beneficios que han permitido su crecimiento en Chile. 

Sebastián Argel y Daniel Azuarte: Los guías de la creatividad

Sebastián Argel y Daniel Azuarte: Los guías de la creatividad

Una maravillosa coincidencia, así definen Sebastián Argel y Daniel Azuarte sus inicios en el mundo del emprendimiento. Estos ingenieros, especializados en gestión de proyectos, ambos curiosos, creativos y metódicos, se conocieron en el espacio Launch Coworking, y nunca más volvieron a separarse. Hoy, juntos realizan charlas y capacitaciones sobre cómo gestionar la creatividad en las personas y compañías.

“Todos podemos ser creativos”, una frase muy común en el mundo empresarial y emprendedor. Pese a lo frecuente de este dicho son pocas las personas que se dedican a enseñarnos cómo serlos y qué barreras debemos derribar para lograrlo. Este desafío se plantearon los ingenieros Sebastián Argel y Daniel Azuarte, quienes buscan romper los mitos y paradigmas en torno a la creatividad, a fin de facilitar procesos y gestión de proyectos. 

Una ruta que inició en Launch Coworking cuando Azuarte realizaba su charla “Ingeniería Visual”, y Argel participó en ella. La conexión no tardo en darse, y juntos decidieron acompañarse en el solitario camino de emprender. 

Dicen que emprender es un camino muy solitario. ¿Creen que esto es así? ¿Hubieran logrado lo mismo sin estar juntos? 

Sebastián Argel (SA): Por supuesto que sí. Creo que para lograr lo que hemos hecho con Daniel fue importante conocernos en Launch Coworking, y obviamente, tener algo que aportarnos el uno al otro. Puesto que para poder encontrar un equipo debes tener algo de valor que ofrecer y también tener claro qué necesitas de tu socio. La verdad es que durante un tiempo nos cerraron tantas puertas que con Daniel nos hacíamos ‘piecito’ para entrar por la ventana y Launch siempre fue nuestro centro de operaciones. Hoy, la gente ya conoce nuestras capacidades, pero desde un principio no. Tenemos muy metido en la cabeza hacer historia y cuando un equipo emprendedor se lo propone nadie lo detiene. 

Daniel Azuarte (DA): Es un camino solitario en la medida que tú lo quieras. Al final, el emprendedor siempre requerirá conectarse con clientes y suplidores, pero transitar el camino con alguien que comparta tu visión es muy valioso. La sinergia que se genera es genial y la que he generado con Sebastián me ha permitido acelerar los hitos de desarrollo y aprender muchísimo. Una sola persona difícilmente puede hacerlo todo. Creo que lo difícil es conseguir un compañero verdaderamente comprometido con esa visión, no que solamente participe, si no que esté dispuesto a dejarse la piel contigo porque sabe que el éxito de las partes es un gran éxito del conjunto, sin egoísmos. Así como dice el adagio: “una mano lava a la otra, pero las dos lavan la cara”. 

Entonces, un cowork los unió ¿Cuál crees que son los beneficios que ofrecen estos espacios?

SA: Estos espacios son una comunidad de apoyo e inspiración, en donde se comparten estrategias, contactos e historias de éxito. Esto te ayuda para acortar el camino hacia tu primera venta y cargarte de esa magia que tienen los emprendedores. Cuando te rodeas de gente increíble te vuelves invencible.  En el caso de Launch Coworking, se junta mucha gente increíble, personas que nos inspiran y motivan a innovar en esta linda competencia sana por ayudar y aportar. 

DA: Sumado a lo que dice Sebastián, mucho más allá de lo que pueda ofrecer un cowork con sus espacios y equipos, el principal beneficio está en pertenecer a una comunidad. Todos aquí tenemos muchas ganas de compartir y aportar, y eso genera un ambiente muy rico, donde las conexiones suman mucho, no para vender tus productos o servicios sino para enriquecerlos. Esto hace del Launch Coworking un sitio propicio para cualquier emprendedor que quiera ir más allá de sentarse con su computadora y trabajar. Sino que permite abrir sus puertas a todos los que quieran llegar y aprender. 

Entonces, ¿Creen que estos espacios pueden aportar al nacimiento de nuevos emprendimientos?

SA: Creo que como charlistas contamos nuestros inicios, inspiramos y entregamos una hoja de ruta. En este sentido, Launch Coworking ayuda a brillar a los emprendedores, éstos generan una sinergia que hace que más personas se activen y dejen de soñar para empezar a accionar. 

DA: Claro. Imagínate que sin Launch Coworking no hubiera conocido a Sebastián. Allí partió todo. El espacio te invita a atreverte a dar ese primer paso, a decir en voz alta tu mensaje. Estoy seguro de que cualquier participante de algunas de las charlas saldrá inspirado, motivado a que también él o ella pueden compartir su valor. Esa inspiración potencia el nacimiento de nuevos emprendimientos y asociaciones. Allí está la magia de algo con posibilidades gigantescas. Está en cada persona atreverse o quedarse con las ganas de ser espectador.

Finalmente, y desde su ámbito de trabajo ¿Cómo la creatividad puede cambiar nuestra forma de ver las cosas y mejorar la productividad en las compañías? 

SA: En las Universidades nos forman con las capacidades para valorizar opciones y tomar las mejores decisiones, pero la creatividad – desde nuestra perspectiva de ingenieros – nos ayuda a ampliar y potenciar las opciones. Dentro de las emprensas los recursos son finitos y los tiempos son acotados. Por lo cual ser creativos nos ayuda a entender de forma barata y rápida un problema. Un problema bien desarrollado es un problema medio solucionado. En esto, nosotros ayudamos a las empresas a desarrollar y diseñar una estrategia contra ese problema.

DA: La creatividad es fundamental. Esto porque es la manera de encontrar soluciones, por locas que parezcan. Por eso, la creatividad es base en la Ingeniería Visual, dado que la ingeniería ha estado siempre ligada con la creatividad, se nutre de ella. Sin embargo, los problemas cada vez son más complejos y no pueden ser resueltos usando la misma dimensión u óptica con la que los definimos. Allí la gestión visual de la información es la clave, puesto que con ella podemos unir ideas y conceptos, al principio disímiles, para generar nuevas ideas y asociaciones poco evidentes. Todos somos creativos, sin embargo, es necesario entrenar la creatividad, como un músculo, para permitirnos generar esas asociaciones sin caer en el error de juzgarlas con el conocimiento preestablecido. 

A partir de allí la innovación, eje fundamental del desarrollo y aplicación de esa creatividad, apoyado por la Ingeniería Visual, se hace mucho más eficiente.

BakeLab: la aceleradora de negocios que busca impulsar emprendimientos en Latinoamérica

Con miras a impulsar las soluciones innovadoras en Chile y la región, Grupo Bimbo lanzó BakeLab, plataforma latinoamericana de innovación abierta, la cual convoca a emprendedores y startups de Sudamérica y el Caribe que tengan potencial para generar un impacto positivo, tanto para Grupo Bimbo como para todo el planeta.

Hasta el 20 de marzo es el plazo para participar en el programa de aceleración de la panificadora. BAKELAB es una de las pocas plataformas que funciona con un modelo de free equity, es decir, los emprendedores no tienen que pagar por entrar o dar algún porcentaje de su compañía.

Para la Head of Communications and Corporate Affairs, Grupo Bimbo Latin Sur, Gabriela Guajardo, nuestro país es un eje relevante en el mundo de la innovación y el emprendimiento. “Desde el año 2017 hemos apoyado el emprendimiento a través de la plataforma ELEVA. Hoy estamos muy contentos de que en esta primera versión Latinoamericana, BAKELAB ha elegido a Chile como sede. Un país que está desarrollando hace un tiempo un muy interesante ecosistema emprendedor y creemos que podemos aprender mucho de todo lo que aquí se desarrolla”.

En esta etapa podrán inscribirse empresas tipo startups (que posean menos de dos años de operación) o de scaleup (más de dos años), las cuales tengan un ámbito de acción en algunas de las cuatro verticales que reconoce la iniciativa BakeLab, estas son: Alimento para el mundo, Cadena de suministro inteligente, Entrega de valor al cliente y Entendimiento al consumidor.

Cada una de estas temáticas agrupan múltiples enfoques tales como innovación de ingredientes, productos y empaques, tecnologías de procesos, optimización de recursos energéticos y naturales, inteligencia de mercados, modelos predictivos de demanda, entre otras.

Los proyectos finalistas tendrán la oportunidad de desarrollar y trabajar en sus proyectos de innovación durante 4 meses (16 semanas).  Además de esto, recibirán mentoría por parte de directivos y gerentes de Grupo Bimbo, junto con contar con acceso a la infraestructura global de la empresa para la creación de un piloto e ingreso al Demo Day – etapa de culminación – donde se presentarán los resultados obtenidos en el proceso de aceleración y se explorará la posibilidad de una futura colaboración con la multinacional.  

Para más información y postulaciones en el sitio web https://www.bimboeleva.com/bakelab

¿Quiénes son los Baby boomers y qué esperan de sus espacios de trabajo?

Muchos consideran que los espacios flexibles es sólo terreno de los millennials y emprendedores que recién inician su negocio. Si bien es un segmento relevante en la industria, hoy cada vez más empresas y altos ejecutivos han cambiado sus tradicionales cubículos por lugares de trabajo más abiertos, flexibles, creativos e inspiradores. 

En este nicho, se encuentran los Baby boomers. Esta generación de personas nacidas entre 1946 y 1964 valoran los beneficios de la productividad. Además son altamente competitivos y comprometidos con su trabajo, son buenos para crear equipos, y buscan seguridad y estabilidad laboral. Ante esto, es usual que muchos de ellos permanezcan dos o tres décadas en un mismo empleo. No obstante, son profesionales que cuentan con una gran experiencia, por esto, las compañías buscan incorporarlos en su fuerza de trabajo para consolidar equipos y formar a las nuevas generaciones. 

En este sentido, las unidades de trabajo abiertas, tales como los coworks o espacios flexibles, les han permitido aumentar su productividad, interrelacionarse con profesionales de múltiples disciplinas, adquirir nuevos conocimientos y habilidades, junto con disfrutar de un concepto de comunidad y bienestar laboral que ofrecen estos espacios.    

Así lo confirma un estudio global de Space, el cual indica que esta generación prioriza los beneficios de la productividad que ofrecen los espacios de trabajo flexibles, mientras que los millennials prefieren los aspectos creativos de estos lugares y la oportunidad de nuevos proyectos.

Para el fundador de Launch Coworking, Gonzalo Camiruaga, estos nuevos espacios buscan impactar en la calidad de vida de las personas. Un aspecto muy valorado por los baby boomers. “Nos dimos cuenta que al entregar mejor competitividad a la compañía, hacer más eficiente y optimizar los espacios de trabajo, las empresas podrían reducir sus costos. Además, agregamos valor desde el punto de vista de las personas, pues estamos buscamos impactar en la calidad de vida de las personas y ayudarlos a ser más felices en sus trabajos con actividades, happy hours, celebración de cumpleaños, entre otros”.

Sumado a esto, la flexibilidad y el trabajo a distancia se ha convertido en una de las preferencias de este grupo. Dado que el 55% de los mayores de 54 años piensa que las ubicaciones de trabajo a distancia ofrecen un entorno más creativo que una oficina regular. Un aspecto que es relevante en la era digital, puesto que las nuevas tecnologías han permitido que personas de todas las edades trabajen a distancia, aumentando así la demanda por este tipo de espacios. 

Además, un 75% de estos profesionales considera que el trabajo flexible ayuda a las empresas a contratar y retener al mejor talento.